El sable. Arte y modos de sablear

ISBN: 9788417266387
Número de Páginas: 242
Tamaño de archivo: 0.24-0.80MB
Fecha de Publicación:
Valoración media:
5 1939
3.837 personas han descargado este libro gratis

Para descargar este libro es necesario crearse una cuenta

A 1.279 personas les gusta esto. Sé el primero de tus amigos

Si Alejandro Sawa, encarna la bohemia española del siglo XIX, nadie mejor que Pedro Luis de Gálvez (Málaga, 1882-Madrid, 1940) representar a la bohemia literaria el primer tercio del siglo XX, que fue, tal vez, su más brillante, pero también su último "canto del cisne". Si tuviera que elegir un libro que resumiese el tiempo y la literatura de nuestra bohemia sería sin duda La espada. El Arte y los modos de sablear (1925), un libro mítico, donde, gracias a su interés y a su rareza, hoy, finalmente, re-editado. El técnico no sólo era un bohemio, con una duración de vida muy dramática y pintoresca, llena de acontecimientos y anécdotas memorables, fue también un excelente escritor, mucho menos recordado que se merece.
José Esteban, uno de los mejores de la comprensión de nuestra literatura contemporánea y autor de la imprescindible Diccionario de la bohemia, de la traza, en su prólogo a la carne jugosa y sabrosísima retrato de Pedro Luis de Gálvez, que hace justicia a este personaje.

Pedro Luis de Gálvez (Málaga, 1882-Madrid, 1940). Poeta, escritor y bohemio. La vida de errante y enojado, conocido y temido en los entornos de galloferos y el jefe de los matones de madrid. Hijo de un carlista general, estudió en el seminario, del que escapó. Trasladado a Madrid, ingresó en la Academia de San Fernando. Cansado del sufrimiento, de las injusticias de su reaccionaria padre, se escapó a París, donde vivió la práctica de la caricatura, y asistida por el cronista de guatemala Gómez Carrillo. En 1904, fue arrestado por insultar al rey y llevado a la cárcel de Ocaña, una vez liberado, vivió en Madrid, en el distrito bohemio de más ramplona y sangrado. Durante este tiempo, Pedro Luis de Gálvez, se convirtió en el primer sablista de España, temido por muchos y respetado por los demás. Al mismo tiempo, la reputación de sus sonetos es implacable. Vivir algunos años en Barcelona, pero ya en 1927, lo encontramos en Madrid, en frente de la Redacción de Rubén Darío, donde usted será capaz de iniciar la publicación de sus obras completas. Alinea políticamente con el Ángel Pe
Debes crear una cuenta para escribir un comentario